Ir a contenido
Blase & Nieren
Productos farmacéuticos

Vejiga y riñones

El dolor en la vejiga y los riñones puede tener diversas causas y a menudo se manifiesta a través de síntomas específicos. El dolor de riñones, que suele sentirse en la espalda o en los costados, puede indicar infecciones, cálculos u otras enfermedades renales. El dolor de vejiga suele ir asociado a una sensación de quemazón al orinar y puede estar causado por una cistitis, una infección o una cistitis intersticial. Ambos tipos de dolor requieren evaluación médica para tratar las causas subyacentes y evitar complicaciones.
  • Té de orina TAD Sticks infusión de té en polvo

    Precio original € 6,00 - Precio original € 6,00
    Precio original
    € 6,00 (€ 0,19/g) IVA incl.
    € 6,00 - € 6,00
    Precio actual € 6,00 (€ 0,19/g) IVA incl.
    TAD PHARMA GMBH

    Harntee 400 TAD N favorece el lavado de las vías urinarias Los ingredientes naturales tienen un efecto diurético, antiespasmódico y antiinflamator...

    Ver todos los detalles
    Listo para el envío: Inmediatamente
    Precio original € 6,00 - Precio original € 6,00
    Precio original
    € 6,00 (€ 0,19/g) IVA incl.
    € 6,00 - € 6,00
    Precio actual € 6,00 (€ 0,19/g) IVA incl.
  • Canephron N comprimidos recubiertos

    Precio original € 23,16 - Precio original € 23,16
    Precio original
    € 23,16 (€ 0,39/St) IVA incl.
    € 23,16 - € 23,16
    Precio actual € 23,16 (€ 0,39/St) IVA incl.
    BIONORICA SE

    Asegurar una ingesta suficiente de líquidos Tome el medicamento con líquido Continúe tomando el medicamento a la siguiente hora prescrita Por regl...

    Ver todos los detalles
    Listo para el envío: Inmediatamente
    Precio original € 23,16 - Precio original € 23,16
    Precio original
    € 23,16 (€ 0,39/St) IVA incl.
    € 23,16 - € 23,16
    Precio actual € 23,16 (€ 0,39/St) IVA incl.
  • Cistinol comprimidos recubiertos agudos

    Precio original € 22,92 - Precio original € 22,92
    Precio original
    € 22,92 (€ 0,38/St) IVA incl.
    € 22,92 - € 22,92
    Precio actual € 22,92 (€ 0,38/St) IVA incl.
    MEDICE ARZNEIMITTEL PüTTER GMB

    Comprimidos recubiertos para el tratamiento de la inflamación de las vías urinarias Tomar el medicamento con líquido Utilizar durante un máximo de...

    Ver todos los detalles
    Listo para el envío: Inmediatamente
    Precio original € 22,92 - Precio original € 22,92
    Precio original
    € 22,92 (€ 0,38/St) IVA incl.
    € 22,92 - € 22,92
    Precio actual € 22,92 (€ 0,38/St) IVA incl.
  • HEUMANN té de vejiga y riñón SOLUBITRAT uro

    Precio original € 8,04 - Precio original € 8,04
    Precio original
    € 8,04 (€ 0,27/g) IVA incl.
    € 8,04 - € 8,04
    Precio actual € 8,04 (€ 0,27/g) IVA incl.
    ANGELINI PHARMA DEUTSCHLAND

    Tratamiento de apoyo de enfermedades de las vías urinarias Aumenta la producción de orina gracias a sus ingredientes naturales Consultar inmediata...

    Ver todos los detalles
    Listo para el envío: Inmediatamente
    Precio original € 8,04 - Precio original € 8,04
    Precio original
    € 8,04 (€ 0,27/g) IVA incl.
    € 8,04 - € 8,04
    Precio actual € 8,04 (€ 0,27/g) IVA incl.
  • GRANU FINK Prosta forte 500mg

    Precio original € 28,32 - Precio original € 69,29
    Precio original
    a partir de € 28,32 IVA incl.
    € 28,32 - € 69,29
    Precio actual € 28,32 (€ 0,49/St) (€ 0,71/St) (€ 0,59/St) IVA incl.
    PERRIGO DEUTSCHLAND GMBH

    No debe superarse la dosis total sin consultar al médico o al farmacéutico. Modo de administración: Tomar con líquido. Duración del tratamiento: N...

    Ver todos los detalles
    Listo para el envío: Inmediatamente
    Precio original € 28,32 - Precio original € 69,29
    Precio original
    a partir de € 28,32 IVA incl.
    € 28,32 - € 69,29
    Precio actual € 28,32 (€ 0,49/St) (€ 0,71/St) (€ 0,59/St) IVA incl.
  • Prostagutt duo 160mg/120mg

    Precio original € 34,06 - Precio original € 83,88
    Precio original
    a partir de € 34,06 IVA incl.
    € 34,06 - € 83,88
    Precio actual € 34,06 (€ 0,57/St) (€ 0,42/St) (€ 0,50/St) IVA incl.
    DR.WILLMAR SCHWABE

    Prostagutt duo 160mg/120mg en detalle No superar la dosis total Vía de administración: tomar con líquido Duración del tratamiento: individual Sobr...

    Ver todos los detalles
    Listo para el envío: Inmediatamente
    Precio original € 34,06 - Precio original € 83,88
    Precio original
    a partir de € 34,06 IVA incl.
    € 34,06 - € 83,88
    Precio actual € 34,06 (€ 0,57/St) (€ 0,42/St) (€ 0,50/St) IVA incl.
  • Sidroga Té para la irrigación de la vejiga y el riñón

    Precio original € 4,69 - Precio original € 4,69
    Precio original
    € 4,69 (€ 0,47/g) IVA incl.
    € 4,69 - € 4,69
    Precio actual € 4,69 (€ 0,47/g) IVA incl.
    SIDROGA

    Ayuda en caso de afecciones leves de las vías urinarias Ayuda con la formación de cálculos urinarios y grava renal Uso tradicional Adultos: 1 bols...

    Ver todos los detalles
    Listo para el envío: Inmediatamente
    Precio original € 4,69 - Precio original € 4,69
    Precio original
    € 4,69 (€ 0,47/g) IVA incl.
    € 4,69 - € 4,69
    Precio actual € 4,69 (€ 0,47/g) IVA incl.
  • Hojas de ortiga Sidroga

    Precio original € 5,04 - Precio original € 5,04
    Precio original
    € 5,04 (€ 0,17/g) IVA incl.
    € 5,04 - € 5,04
    Precio actual € 5,04 (€ 0,17/g) IVA incl.
    SIDROGA

    No superar la dosis total Modo de empleo: Preparar y beber la infusión Duración del uso: 2-4 semanas Sobredosis: no se conocen síntomas Almacenami...

    Ver todos los detalles
    Listo para el envío: Inmediatamente
    Precio original € 5,04 - Precio original € 5,04
    Precio original
    € 5,04 (€ 0,17/g) IVA incl.
    € 5,04 - € 5,04
    Precio actual € 5,04 (€ 0,17/g) IVA incl.
  • Canephron Uno comprimidos recubiertos

    Precio original € 23,60 - Precio original € 60,08
    Precio original
    a partir de € 23,60 IVA incl.
    € 23,60 - € 60,08
    Precio actual € 23,60 (€ 0,67/St) (€ 0,79/St) IVA incl.
    BIONORICA SE

    No superar la dosis total Tomar con líquido Duración según el tipo de dolencia Sobredosis no conocida Seguir tomando en la próxima ocasión Consult...

    Ver todos los detalles
    Listo para el envío: Inmediatamente
    Precio original € 23,60 - Precio original € 60,08
    Precio original
    a partir de € 23,60 IVA incl.
    € 23,60 - € 60,08
    Precio actual € 23,60 (€ 0,67/St) (€ 0,79/St) IVA incl.

- Definición de dolor de vejiga y riñón

El dolor de vejiga y renal puede afectar diferentes áreas del cuerpo, pero difieren en su causa y sus síntomas.

La vejiga es un órgano en el área abdominal inferior responsable del almacenamiento y excreción de la orina. El dolor niere, por otro lado, causa problemas en los riñones mismos. Los riñones son órganos dispuestos en pares, que se encuentran en ambos lados de la columna vertebral en la parte superior del abdomen. Su función principal es filtrar la sangre, dejar productos de desecho en forma de orina y regular el equilibrio de líquido y electrolitos del cuerpo.

En el caso del dolor de la vejiga, las causas como la inflamación de la vejiga, las infecciones del tracto urinario o las piedras pueden ocurrir en la vejiga. Los síntomas típicos pueden ser dolor en la parte inferior del abdomen, orina frecuente, ardor al orinar o orina tropical.

El dolor renal, por otro lado, puede deberse a diversas enfermedades, como inflamación renal, cálculos renales o insuficiencia renal. Los síntomas típicos son de dolor severo en el área del flanco o en la parte superior del vientre, acompañados de náuseas, vómitos y presión arterial alta.

Es importante reconocer la diferencia entre la vejiga y el dolor renal, ya que el tratamiento y las causas subyacentes pueden variar. En caso de dolor persistente o severo en estas áreas, siempre se debe consultar a un médico para obtener un diagnóstico preciso e iniciar medidas adecuadas.

- Significado de la detección temprana de síntomas

Una pelvis de riñón:

La detección temprana de los síntomas de la pelvis renal es de gran importancia, ya que esta enfermedad puede provocar complicaciones graves si no se trata a tiempo. El diagnóstico y la terapia tempranos pueden detener la progresión de la inflamación y prevenir posibles daños a los riñones.

Es importante prestar atención a los posibles signos de inflamación pélvica renal en una etapa temprana, ya que la inflamación no tratada puede causar síntomas graves. Los síntomas más comunes son el dolor y la ardor al orinar, a menudo instan a orinar, fiebre, escalofríos y malestar general. Si se producen estos signos, se debe consultar de inmediato a un médico.

El tratamiento médico oportuno es necesario para combatir la inflamación con antibióticos dirigidos y, por lo tanto, prevenir la propagación y las complicaciones. La inflamación pélvica renal no tratada puede provocar daños renales crónicos, cálculos renales o incluso sepsis.

En general, la detección temprana de síntomas de la pelvis renal fue de importancia crucial para permitir un tratamiento oportuno y minimizar cualquier daño consecuente. Una intervención médica rápida puede acelerar la recuperación y reducir el riesgo de complicaciones adicionales. Por lo tanto, es importante prestar atención a posibles signos y ver a un médico de inmediato si se sospecha.

Causas de dolor de vejiga y riñón

El dolor de vejiga y renal se puede atribuir a varias causas. Este dolor puede ocurrir espontáneamente y brevemente y volverse crónico. El dolor de la vejiga a menudo ocurre junto con el dolor en los riñones, ya que ambos órganos están conectados entre sí y sus funciones están estrechamente vinculadas. Es importante conocer las posibles causas de este dolor para garantizar un tratamiento adecuado. La principal causa del dolor de vejiga y renal son las infecciones del tracto urinario en las que las bacterias pueden ingresar al tracto urinario y causar inflamación. Otra posible causa son los cálculos renales que pueden causar dolor severo si bloquean el tracto urinario derivado. Además, ciertas enfermedades como las infecciones de la vejiga, la inflamación uretral e infecciones renales pueden causar dolor en estos órganos. En algunos casos, ciertos medicamentos, lesiones o enfermedades como diabetes e insuficiencia renal también pueden provocar dolor de vejiga y renal. Es importante ver a un médico en caso de dolor en esta área y tener un diagnóstico preciso para recibir un tratamiento adecuado.

Pielonefritis aguda

La pielonefritis aguda es una infección del riñón y es causada por la penetración de bacterias en el tejido renal. Es una enfermedad grave que debe ser diagnosticada y tratada rápidamente para evitar complicaciones.

Los síntomas de la pielonefritis aguda son diversos y pueden causar dolor severo en el campo de los riñones. Estos pueden extenderse a la parte inferior del abdomen o la espalda. A menudo se producen síntomas promocionales como fiebre, escalofríos, náuseas y vómitos. El dolor al orinar, el aumento de la necesidad de orinar y la orina Trüber también puede ser signos de pielonefritis aguda.

El diagnóstico de esta enfermedad generalmente se realiza mediante un historial médico exhaustivo en el que se solicitan los síntomas del paciente. Además, se llevan a cabo varios exámenes, como una muestra de orina, para determinar la presencia de bacterias en la orina. En algunos casos, un examen de ultrasonido o tomografía por computadora también puede ser necesaria para aclarar el diagnóstico.

El tratamiento de la pielonefritis aguda generalmente incluye el uso de antibióticos para combatir la infección subyacente. Además, se recomienda consumir suficiente líquido y tomar analgésicos para aliviar los síntomas. En casos severos, el tratamiento hospitalario puede ser necesario para monitorear la condición del paciente y garantizar una terapia adecuada.

En general, la pielonefritis aguda es una enfermedad grave que debe reconocerse y tratarse temprano para prevenir posibles complicaciones.

- Definición y causas

de la congestión urinaria.

Unglace es un estado médico que conduce a un deterioro del drenaje urinario. Esto puede ocurrir parcial o completamente y conducir a varios síntomas, como el dolor de la vejiga, el dolor renal y un mayor impulso de orinar.

La congestión urinaria parcial ocurre cuando el flujo urinario se bloquea parcialmente. Esto puede atribuirse a anomalías estructurales del tracto urinario, como el estrechamiento o los espacios estrechos por malformaciones o cicatrices congénitas. La hiperplasia de la próstata, una ampliación benigna de la próstata, también puede conducir a una congestión urinaria parcial porque dificulta el flujo de orina. Los tumores en el tracto urinario también pueden ser una causa de congestión urinaria parcial porque pueden bloquear el flujo de orina.

La congestión urinaria completa ocurre cuando el flujo de orina está completamente bloqueado. Aquí, también, las anomalías estructurales, la hiperplasia de la próstata y los tumores pueden desempeñar un papel. Otra causa común de congestión urinaria completa es el embarazo. El útero en crecimiento puede apretar el uréter y bloquear el flujo urinario.

El tratamiento de la congestión urinaria depende de la causa y puede variar desde la terapia farmacológica hasta la eliminación de las estructuras de bloqueo utilizando cirugía. Es importante identificar y tratar la congestión de la orina en una etapa temprana para evitar daños a los órganos urinarios.

- Síntomas: sangre en la orina, dolor al orinar

La sangre en la orina, también llamada hematuria, es un posible complejo de síntomas para diversas enfermedades. Si nota sangre en la orina, esto puede indicar varios problemas médicos. Otro síntoma típico es la aparición de dolor al orinar, también llamado disuria.

El dolor renal puede ser causado por diversas enfermedades y afecciones. A menudo ocurren cuando se desarrollan cambios patológicos en los riñones o el tracto urinario. Este dolor puede percibirse como dolor opaco en los flancos o en el área de la parte baja de la espalda o como dolor punzante para ciertos movimientos o toques.

Una conexión entre la sangre en la orina y el dolor renal es que tanto los riñones como el tracto urinario están involucrados en la excreción de la orina. Los trastornos y enfermedades que afectan los riñones o el tracto urinario pueden provocar sangre en la orina y el dolor al orinar. Por ejemplo, los cálculos renales pueden conducir a una violación del tejido, lo que conduce a la sangre en la orina y el dolor al orinar.

En general, la sangre en la orina y el dolor al orinar puede ser síntomas importantes que indican dolor renal. Si nota estos síntomas, debe tener un especialista examinado para determinar la causa exacta e iniciar un tratamiento adecuado.

Palabras clave: sangre en orina, dolor al orinar, dolor renal, síntomas. 169 palabras.

- Diagnóstico: examen físico, infecciones bacterianas

Con la pelvis renal, el examen físico es un paso importante hacia el diagnóstico, especialmente cuando se trata de infecciones bacterianas. El médico verificará varios síntomas y también prestará atención a los signos típicos de pelvis renal.

Los síntomas que el médico verificará principalmente el dolor en el área lumbar o en el área del flanco. El dolor de la vejiga también puede ocurrir. El médico también solicitará posibles síntomas acompañantes como fiebre, escalofríos o náuseas. Se lleva a cabo un examen físico exacto para determinar cualquier desviación del estándar.

Se pueden usar varios métodos de examen para diagnosticar la pelvis de riñón. Un examen de orina es de gran importancia. El médico analizará la orina en la presencia de bacterias, glóbulos blancos y proteínas. También se puede realizar un análisis de sangre para determinar el valor de inflamación en el cuerpo.

Se tienen en cuenta varios factores en el examen de orina, incluido el número de glóbulos blancos, la presencia de bacterias o hongos, así como la presencia de proteínas o sangre. El valor de inflamación (proteína C reactiva) se mide durante el análisis de sangre. Estos exámenes son cruciales para identificar una infección bacteriana como la causa de la inflamación de la pelvis renal.

En general, el examen físico de la pelvis renal y especialmente la infección bacteriana sospechosa es un paso importante hacia el diagnóstico. Los análisis de orina y sangre proporcionan información valiosa para determinar la causa de la enfermedad e iniciar un tratamiento adecuado.

- Opciones de tratamiento: antibióticos, calma

Introducción:

El dolor de vejiga y renal puede ser extremadamente incómodo y tener diferentes causas. A menudo son causados ​​por una infección que afecta el sistema del tracto urinario. En tales casos, el tratamiento oportuno puede ser crucial para aliviar los síntomas y evitar complicaciones. Dos de las opciones de tratamiento más comunes para el dolor de vejiga y renal son tomar antibióticos y calma.

Opciones de tratamiento: antibióticos, calma

Los antibióticos a menudo se usan para tratar las infecciones de la vejiga y el riñón. Estas drogas pueden ayudar a matar a los agentes infecciosos y reducir la inflamación. Es importante tomar los antibióticos regularmente de acuerdo con las instrucciones del médico y finalizar el curso completo para garantizar que todas las bacterias sean eliminadas. También es aconsejable beber mucha agua para enjuagar el tracto urinario y apoyar el proceso de curación.

Además, el descanso a menudo se recomienda darle tiempo al cuerpo para relajarse. El estrés y el esfuerzo físico pueden empeorar los síntomas y ralentizar el proceso de recuperación. Esto no necesariamente significa reposo en cama, sino más bien una adaptación de las actividades para no tensar el cuerpo innecesariamente. Es importante escuchar las señales de su propio cuerpo y protegerse lo suficiente hasta que los síntomas disminuyan.

Para un tratamiento integral de la vejiga y el dolor renal, es aconsejable ver siempre a un médico y seguir sus recomendaciones. De esta manera, se pueden evitar posibles complicaciones y se pueden alentar una recuperación rápida.

Pielonefritis crónica

La pielonefritis crónica es una enfermedad inflamatoria de los riñones causados ​​por una infección larga y dura. Las causas más comunes son las infecciones recurrentes del tracto urinario, un trastorno de drenaje urinario perturbado o una anormalidad del uréter. Estas infecciones también pueden extenderse a otros órganos del tracto urinario y conducir a la inflamación de los riñones.

Los síntomas de la pielonefritis crónica a menudo pueden ser no específicos. Esto incluye dolor en el campo de los riñones, dolor de flanco, fiebre, escalofríos e incomodidad general. En algunos casos, el dolor de la vejiga y el aumento de la micción también pueden ocurrir.

Si no se trata, la pielonefritis crónica puede conducir a complicaciones graves. Esto incluye daño renal, insuficiencia renal, abscesos o cálculos renales. En algunos casos, la infección puede incluso propagarse a otros órganos y conducir a condiciones que amenazan la vida.

El tratamiento de la pielonefritis crónica consiste en la administración de antibióticos para combatir la infección. En algunos casos, la corrección quirúrgica también puede ser necesaria para tratar el tracto urinario obstruido o anormal y restaurar el flujo urinario. También es importante identificar y tratar posibles factores de riesgo, como los trastornos de drenaje urinario para prevenir otra infección.

En general, la pielonefritis crónica es una enfermedad grave que requiere un diagnóstico y tratamiento adecuados para evitar complicaciones y mantener la función renal.

- Definición y causas

La infracción ocurre cuando el flujo urinario se deshabilita de la vejiga o los riñones. Esto puede provocar dolor de vejiga y riñón. Una congestión urinaria puede ser causada por varias razones. Una posible causa es un bloqueo del tracto urinario, lo que significa que la orina no puede fluir correctamente.

Se puede desarrollar una acumulación de riñón si el uréter que transporta la orina desde el riñón hasta la vejiga está bloqueado. Las causas más comunes de una congestión renal son cálculos renales, tumores, estrechamiento o trauma. El flujo de retorno de la orina desde la vejiga hasta el riñón también puede conducir a la congestión urinaria.

El término "obstrucción del tracto urinario" describe el bloqueo del tracto urinario, lo que puede conducir a la congestión urinaria. Esta obstrucción puede ser causada por varios factores, incluidas anomalías innatas, infecciones, inflamación o anomalías de la vejiga o tracto urinario.

En general, la congestión urinaria y la congestión renal son condiciones graves que deben tratarse para evitar complicaciones. El diagnóstico oportuno y el tratamiento de las causas son cruciales para aliviar los síntomas y prevenir posibles daños a los riñones.

- Síntomas: dolor en las costillas inferiores, dolor de calambres

Los síntomas del dolor en las costillas inferiores y el dolor de calambres pueden indicar varios problemas renales. Las personas que sufren de tales síntomas generalmente podrían sentir dolor o sensibilidad en las áreas de espalda baja o lateral. Este dolor también puede irradiarse en la parte inferior del abdomen.

Los problemas renales como los cálculos renales o la inflamación renal pueden conducir a tales síntomas. Los cálculos renales pueden causar dolor severo y similar a la calambre porque bloquean el flujo urinario y aumentan la presión en los riñones. Una inflamación renal a su vez puede causar dolor en las costillas inferiores y el dolor en forma de calambre porque la infección se propaga al tejido de los riñones.

Las causas de este dolor pueden variar. Las posibles causas incluyen deshidratación, hábitos alimenticios poco saludables, infecciones, lesiones o predisposiciones genéticas. Si estos factores están disponibles, puede conducir a problemas renales, lo que causa los síntomas descritos.

En general, el dolor en las costillas inferiores y el dolor de calambres indican posibles problemas renales. Es importante ver a un médico con quejas persistentes o peores para obtener un diagnóstico preciso e iniciar tratamientos adecuados.

- Diagnóstico: examen físico, diabetes mellitus

El diagnóstico de diabetes mellitus se puede llevar a cabo mediante un examen físico del paciente. En este examen, se determinan los síntomas relevantes que pueden indicar diabetes. Esto incluye, por ejemplo, una sed fuerte, aumento de la micción, pérdida de peso o una mala curación de heridas. El dolor de vejiga y renal también puede ser una indicación de diabetes.

Se utilizan varias pruebas y procedimientos en el examen físico para diagnosticar la diabetes mellitus. Esto incluye, por ejemplo, la determinación del nivel sobrio de azúcar en la sangre. Por la mañana, el nivel de azúcar en la sangre se mide por la mañana después de una comida de ocho horas. Un aumento en el nivel de azúcar en la sangre puede indicar diabetes.

Otra prueba es la prueba de carga de glucosa oral. Aquí, el paciente recibe una solución contenida a glucosa y el nivel de azúcar en la sangre se mide regularmente durante un período de varias horas. Un curso normal de glucosa muestra que el cuerpo puede metabolizar efectivamente el azúcar. Sin embargo, con la diabetes mellitus, el nivel de azúcar en la sangre sigue siendo alto.

En resumen, se llevan a cabo varios exámenes físicos y pruebas en el diagnóstico de diabetes mellitus para determinar los síntomas y medir el nivel de azúcar en la sangre. Los resultados de estos exámenes y pruebas ayudan a hacer un diagnóstico preciso e iniciar el tratamiento correcto.

Palabras clave: examen físico, diabetes mellitus, síntomas, pruebas, procedimientos.

- Opciones de tratamiento: tratamiento de la enfermedad subyacente

El dolor de vejiga y renal puede ser un signo de diferentes enfermedades del sistema de orina y debe tomarse en serio. Las opciones de tratamiento se basan principalmente en la enfermedad subyacente que causa el dolor. Este dolor a menudo ocurre en relación con las infecciones del tracto urinario que pueden tratarse con antibióticos. Dependiendo del tamaño y la ubicación de la piedra, se pueden realizar varios enfoques de terapia, incluidos medicamentos, terapia de onda de choque o, en algunos casos, también una eliminación operativa. La inflamación de los riñones puede tratarse con medicamentos antiinflamatorios o antibióticos. En algunos casos, el tratamiento de la causa subyacente, como una enfermedad autoinmune, también puede ser necesario. El diagnóstico y el tratamiento tempranos son importantes para evitar complicaciones graves y mejorar el pozo del paciente. Por lo tanto, es aconsejable ver a un médico con la vejiga persistente y el dolor renal para recibir un tratamiento adecuado.

Agrandamiento de la próstata

Una próstata agrandada, también conocida como hiperplasia de próstata benigna (BPH), es un problema común para los hombres de edad avanzada. Los síntomas de una próstata agrandada a menudo incluyen urgencia de orinar, dificultades al orinar, el haz de orina débil y la sensación de no poder vaciar por completo la vejiga. Los factores de riesgo para una próstata agrandada son la edad, los cambios hormonales y la disposición genética.

Existen diferentes opciones de tratamiento para una próstata agrandada. Los enfoques no fármacos incluyen observación y espera, cambios en el estilo de vida como el ejercicio suficiente y la nutrición saludable, así como la terapia de entrenamiento de la vejiga. En algunos casos, la terapia farmacológica puede ser necesaria. Esto incluye bloqueadores alfa que se relajan y mejoran los músculos y mejoran el flujo de orina, y los cementerios de 5 alfa reductos que inhiben el crecimiento de la próstata.

La próstata se encuentra debajo de la vejiga y rodea la uretra. Se pueden usar varios métodos de diagnóstico para diagnosticar una próstata agrandada. Esto incluye un examen digital de un médico, un examen de ultrasonido, medición de la corriente urinaria y medir el antígeno específico de la próstata (PSA) en la sangre.

Una próstata agrandada puede causar varios síntomas e influir negativamente en el pozo de un hombre. Es importante visitar a un urólogo si se sospecha que una próstata agrandada para obtener un diagnóstico preciso y las opciones de tratamiento correspondientes.

- Definición y causas

Una congestión urinaria, también conocida como congestión urinaria, ocurre cuando el flujo urinario se altera y la orina se acumula en la vejiga urinaria y/o los riñones. Existen diferentes causas de congestión urinaria. Por ejemplo, las piedras urinarias pueden bloquear el uréter y así obstaculizar el flujo urinario. Un estrechamiento de la uretra también puede conducir a una congestión, ya que la orina no puede fluir adecuadamente. Los tumores también pueden bloquear el flujo urinario, especialmente si están cerca del tracto urinario. Una malformación del uréter también puede conducir a la orina no puede drenarse correctamente. Un agrandamiento de la próstata benigna en los hombres también puede conducir a la congestión urinaria, ya que la próstata agrandada puede comprimir la uretra. En las mujeres embarazadas, el útero en crecimiento puede presionar el uréter y obstaculizar el flujo urinario. Estas son solo algunas de las posibles causas de congestión urinaria que pueden ocurrir debido a un bloqueo del flujo de orina.